¿Cómo cambiar la pantalla del iPhone?

¿Conocías estas 3 formas de cambiar la pantalla a tu iPhone?
¿Conocías estas 3 formas de cambiar la pantalla a tu iPhone?

Llega a pasar: estás descuidado y se cae tu teléfono. Puede que se le caiga a tu hijo o hermano. O en la calle, alguien te empuja y tú, inocente de todo, sientes que sale volando de tu mano. En fin, todas estas situaciones llevan al mismo amargo futuro: cambiar la pantalla del iPhone.

Llegado a este punto, las principales dudas que surgen son:

  • ¿Éste servicio está cubierto por la garantía?
  • ¿Dónde se puede realizar el cambio de pantalla?
  • ¿AppleCare se puede responsabilizar por esto?
  • ¿Cuál es el monto total para sustituirla?
  • Etc.

Permítenos decirte que existen varias soluciones a este inconveniente, y vamos a tratar cada una de ellas a continuación.

¿Cómo cambiar la pantalla de tu iPhone?

La pantalla viene a ser uno de los complementos más frágiles de tu smartphone, motivo por el que se puede agrietar con facilidad, en caso de sufrir algún impacto. (Por más mínimo que sea.)

1.     Proveedores oficiales

Esta es la alternativa más cara, puesto que se trata de los proveedores autorizados y el servicio técnico oficial de la compañía.

Esto no quiere decir que esté cubierto por AppleCare. Por lo general, no se hacen responsables de este incidente. Solo en caso de haber recibido el producto de esta manera, de fábrica.

Ni siquiera con el AppleCare Protection Plan puedes tener esta virtud. Simplemente porque en España, a diferencia de otras naciones, no está disponible AppleCare+.

Sin embargo, siempre acercarte con al servicio técnico de Apple, para que ellos se hagan cargo de la operación.

2.     Servicio de reparación de terceros

Por otro lado, hay muchas personas que se adiestran en el ensamblaje de complementos para el iPhone.

Así que siempre puedes solicitar la atención de un taller de reparación, lo que te permitirá ahorrar una cuantiosa suma de efectivo.

No obstante, hay ciertos puntos que debes tener en cuenta antes de aventurarte:

  • El iPhone está cubierto bajo garantía, motivo por el que sustituir su pantalla de esta manera puede ocasionarte problemas a largo plazo, como lo indica su texto de garantía.
  • Lo barato puede salir caro. No solo es una frase, sino que tiene mucho de verdad. Uno de los principales riesgos que tomas, es que te instalen una pantalla de baja calidad, interfiriendo con el correcto uso del smartphone.
  • Consecuencias secundarias. El texto de garantía oficial, denota que abrir el producto y retirar las tapas protectoras, puede ocasionar daños que no están cubiertos por la empresa.

¿Estás dispuesto a correr el riesgo? Se debe tener cuidado e investigar bien la reputación del taller encargado de realizar dicha sustitución.

3.     Realizar el cambio por cuenta propia

Esta es la alternativa más complicada y riesgosa, a menos que tengas amplios conocimientos en electrónicas. Por norma general, los dispositivos de Apple son bastante complejos.

Recomendamos no aventurarse cuando aún está cubierta la garantía. De lo contrario, si se comete un error, la compañía no se hará responsable de este.

Tampoco olvides que puedes adiestrarte sobre las herramientas y metodologías empleadas por los profesionales. Incluso en YouTube podrás encontrar todo tipo de tutoriales paso a paso para abrir tu iPhone.

Esto presenta una ventaja, ya que el único gasto será comprar el repuesto vía online o física.

¿Cuánto cuesta cambiar la pantalla de una iPhone?

Llegado a este punto, es necesario tener en cuenta que, según el modelo, también variará el precio, motivo por el que debes tener en cuenta lo siguiente:

  • iPhone XS Max, 362€
  • iPhone XS, 312€
  • iPhone X, 312€
  • iPhone 8 Plus, 192€
  • iPhone 8, 172€
  • iPhone 7 Plus, 192€
  • iPhone 7, 172€
  • iPhone 6S Plus, 192€
  • iPhone 6S, 172€
  • iPhone 6 Plus, 172€
  • iPhone 6, 152€
  • iPhone SE, iPhone 5S, iPhone 5C y iPhone 5, 152€

Ahora que sabes cuánto cuesta cambiar la pantalla y cuáles son las alternativas para recuperar el funcionamiento natural de tu móvil, ¿qué estás esperando?